ANIMSA

HOY HABLAMOS CON…

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Silvia Azpilicueta y Marian Ardanaz, Directora y Secretaria Técnica de Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Pamplona

“La campaña PamplonUp ha sido un éxito, pero nadie se imagina que hay detrás. Parece muy fácil, con darle a un botón todo funciona, pero el trabajo previo fue increíble”.

Silvia Azpilicueta y Marian Ardanaz, Directora y Secretaria Técnica de Comercio y Turismo de Ayuntamiento de Pamplona han liderado la campaña PamplonUp, que se vuelve a lanzar este mes de noviembre, para impulsar el consumo en el comercio local y ayudar a las pymes de Pamplona.

Animsa ha diseñado una plataforma específica para la campaña, pensada para que los comercios puedan solicitar la adhesión telemáticamente y que el Ayuntamiento pueda gestionar todo ese camino administrativo de manera digital.

 

– Estamos viendo una campaña muy sugerente en la calle, ¿qué es PamplonUp?

S.A.: PamplonUp es un conjunto de ayudas encaminadas a que las pymes de Pamplona puedan mejorar sus resultados económicos, dirigida al sector del comercio, la hostelería y servicios personales. Tiene dos líneas principales: una convocatoria de ayudas para el fomento de locales seguros y los Bonos PamplonUp. Las ayudas al fomento de locales seguros se orientan a financiar los gastos que el Covid19 ha obligado a hacer en los locales como incorporar elementos de protección personal, mamparas, señalética o incluso pruebas médicas…, complementos encaminados a que el local sea más seguro tanto para los empleados como para los clientes. La línea de bonos financia un descuento que se hace a los consumidores, se les hace un 30% de descuento que financia el Ayuntamiento. El consumidor paga un bono de 14 euros y tiene 20 para gastar, esos 6 euros de diferencia los paga el Ayuntamiento de Pamplona.

 

– ¿Qué inversión ha hecho el Ayuntamiento?

S.A.: 800 mil euros para bonos y la partida total para ayudas para el fomento de locales seguros es de 1 millón de euros.

 

– ¿Por qué se organiza esta campaña?

S.A: Existe un plan de medidas del Ayuntamiento para paliar la crisis del Covid entre las que se encuentran las líneas para el fomento de la economía y el empleo buscando como reactivar la economía. La de bonos con el claro objetivo de incentivar el consumo en los comercios locales.

M.A.: La de ayuda para el fomento de locales seguros se da porque han tenido que hacer un gasto que no estaba previsto en todo tipo de productos, limpieza, maquinaria, ozono, todas las medidas sanitarias que han tenido que implementar, los test para la seguridad de sus empleados…, han sido muchos gastos extra.

 

– ¿Cuáles son los datos de PamplonUp, cuál es el balance?

M.A.: Para las ayudas a las pymes de locales seguros hasta la fecha tenemos más de 300 solicitudes de establecimientos con una subvención máxima de 1.000 euros y llegaremos a las 400 solicitudes.

S.A.: La campaña de bonos ha sido un éxito si la comparamos con iniciativas análogas en ciudades de población similar a Pamplona, con un formato nuevo a la hora de comprar, de manera telemática, y que se ha puesto en marcha por primera vez aquí en Pamplona. Si hacemos una comparación con Logroño o San Sebastián que tienen un número de habitantes y comercios parecidos, aquí se ha vendido un número de bonos muy superior. San Sebastián tuvo una campaña de bonos durante tres meses y vendieron unos 28.000 bonos. Logroño ha vendido en 5 meses 25 mil. En un mes, en Pamplona hemos vendido unos 45 mil bonos, se han canjeado en las tiendas un 75% de los mismos y tenemos validados el 95%. Gracias a Animsa y a otra empresa externa que nos alquiló el software específico y la organización municipal hemos conseguido llevar al día la validación de los bonos. También los pagos masivos se han ido llevando al día, ahora mismo están pagados el 80%. La gestión de una operación masiva como esta, estamos hablando de 45.000 bonos, ha sido un éxito en un solo mes, se ha trabajado con unos plazos de vértigo.

 

-Qué ha sido lo más difícil en la organización de esta campaña que proyecta una imagen tan amable. Qué hay detrás de estos carteles tan sugerentes.

M.A.: El trabajo previo para poner la campaña en marcha fue increíble. Toda la tramitación administrativa que ha supuesto, desde las áreas de Hacienda, Intervención y todo el trabajo previo con Animsa fue enorme, formatear todas las gestiones… (silencio)… A partir de la aprobación del pleno hablamos con las diferentes áreas, lanzamos la convocatoria y se aprobó al día siguiente. Durante la publicación Animsa entró de lleno y desarrolló las aplicaciones para que todas las solicitudes fueran electrónicas y que pudiéramos verificar los certificados de hacienda de manera automática. Ha habido una implicación de diferentes áreas del Ayuntamiento y de Animsa para que todo fuera rodado. Ha sido un éxito, ahora parece muy fácil, con darle a un botón todo funciona, pero nadie se imagina el trabajo que hay detrás.

S.A.: Tengo que destacar el excelente trabajo de Animsa que en un tiempo récord ha diseñado un sistema informático capaz de gestionar un procedimiento de tramitación de bonos y de pagos masivo y conectarlo con nuestra gestión de expedientes. La gente solo ve la parte de compra de bonos que en el fondo es la más sencilla, pero toda la parte de gestión interna era lo más difícil de realizar y eso se ha hecho en un plazo de tiempo mínimo.

 

-Sin la ayuda tecnológica ¿esto hubiera sido posible?

M.A.: No, no hubiera sido posible, si se hubiese hecho como una tramitación normal de un expediente, no hubiera salido, seguro.

S.A.: Se hizo una primera labor de analizar todo el procedimiento administrativo y elaborar un protocolo para conseguir ser lo más eficaces en esa tramitación administrativa. Animsa ha sido capaz de dar respaldo a todo ese camino administrativo, ha diseñado una plataforma específica para la campaña para que los comercios adheridos puedan hacer las solicitudes telemáticamente y después nosotros pudiéramos gestionar todos los pasos administrativos de forma telemática. Todo eso le ha dado mayor rapidez, mayor seguridad y también trazabilidad. Ha sido muy importante su trabajo, que toda la tramitación administrativa tan compleja que hay detrás haya tenido una realidad informática y que se haya podido hacer de una forma masiva. Estamos hablando de miles de expedientes.

 

– Cuál es vuestro nivel de satisfacción en este sentido.

S.A.: Animsa ha creado una herramienta específica para una necesidad que teníamos en un tiempo récord, han sabido coordinarse bien con la empresa externa que ya nos alquilaba el software. Ha sabido coordinarse también con el Ayuntamiento y sus necesidades, en concreto con las empresas participantes que es un público muy poco digitalizado. Esa es otra de las cosas positivas de este proyecto, la adaptación digital a marchas forzadas de todo el colectivo que ha participado. Animsa ha hecho una herramienta los suficientemente sencilla como para que los comerciantes supieran utilizarla y lo suficientemente completa como para que nos diera toda la documentación y toda la información que nosotros necesitábamos.

M.A.: Desde nuestra área solo podemos felicitar a Animsa. Al principio, cuando nos plantearon esta campaña pensé que no iba a salir, que el área se iba a atascar, pero gracias al trabajo de Animsa ha sido posible, estoy muy satisfecha. Por otra parte, me parece una herramienta que el ayuntamiento puede utilizar para otras muchas aplicaciones, en otras áreas con otros proyectos, es una gran herramienta. De cara a las subvenciones va a poder agilizar y reducir los plazos de cualquier subvención, Animsa tiene que seguir trabajando en ella y nosotros seguir impulsándola para todas las áreas.

 

-Entonces, creéis que la herramienta diseñada por Animsa, expresamente para esta campaña, ¿podría servir para otras convocatorias?

M.A.: Estoy convencida. Se podrá utilizar en otras convocatorias.

S.A.: Con toda seguridad, esto ha llegado para quedarse. Seguramente habrá más ediciones de bonos como ésta y la herramienta se volverá a utilizar. Es un trabajo que se ha hecho que va a servir para otras situaciones, no va a ser un usar y tirar.

 

– Qué dice el comercio local, cuál es su nivel de satisfacción con la experiencia.

S.A.: En un inicio su postura fue muy reacia. Al principio las asociaciones de comerciantes nos decían que hubiera sido mejor hacer los bonos físicos. Pero la situación del Covid ya nos empujó a hacerla de manera digital, no podíamos estar repartiendo papeles. Estaban muy a la defensiva por el hecho de que tuviera que ser digital, se pensaban que iban a llegar tarde tanto las ayudas como los bonos.

M.A.: La gestión que hay en el camino para poder dar una subvención es larga, desde que se concede hasta que la tienen en su cuenta interviene tesorería, contabilidad, intervención, la propia área desde la que sale, el proceso es largo y en este caso ha sido muy ágil.

S.A.: Coincido con Marian, ha sido muy ágil, hemos conseguido hacer el primer pago masivo el 25 de septiembre, tan solo a 15 días de empezar la campaña y a partir de ahí los pagos han sido sucesivos, casi diarios. En la nueva campaña que pongamos en marcha, como el sistema está creado podremos ser más ágiles aún y pagar a los dos, tres días del inicio. Esto les ha dado mucha confianza a los comerciantes y si al principio estaban reacios, al ver que el sistema era ágil y funcionaba, enseguida entraron en el juego de hacer una venta proactiva de los bonos.

 

-Se acaba de poner en marcha la segunda campaña de bonos, ¿creéis que, una vez que ya se ha roto el hielo con el sistema digital, esta segunda campaña pueda ir  mejor?

M.A.: Seguramente sí. Aunque quizás haya que darle una vuelta al lector QR. Al final también se adaptaron, pero les costaba tiempo sacar una foto a cada bono, el lector a veces fallaba. En hostelería además se sumaba el hecho de que muchas veces hay más de una persona cobrando, habría que darle una vuelta a esto.

S.A.: Se pueden mejorar cosas, cómo solucionar incidencias o la validación de tickets. Hemos ido solucionando problemas sobre la marcha, a veces la tecnología fallaba, la conectividad, la configuración del dispositivo…, hemos resuelto esas incidencias dando soporte in situ en los comercios, nos hemos organizado en el área para solucionar las incidencias de manera personalizada de manera que el comerciante hablaba siempre con la misma persona. Ha ido muy bien y cuando mejoremos la herramienta habrá menos incidencias.

 

-Y la ciudadanía, ¿cómo han respondido los consumidores?

S.A.: Al principio también les pareció raro el sistema, pero ha ido bien. Es una nueva forma de comprar, si el comercio necesita digitalizarse la ciudadanía también. No olvidemos que un alto porcentaje de los clientes de los comercios locales son personas mayores, el público joven no compra en el pequeño comercio, de hecho, es uno de los grandes retos del comercio local. Al principio también hubo una desconfianza, había que entrar en una web, bajarte el bono…, al final creo que la mayoría terminó contándoselo a sus amigos y vecinas de lo fácil que les resultó.

 

-Vosotras que habéis estado implicadas 100% en este proyecto, qué balance personal hacéis.

M.A.: Ha sido un proyecto nuevo que hemos tenido que sacar adelante en un corto espacio de tiempo y eso nos ha condicionado mucho. Yo quiero apuntar algo, cuando nos llegó este proyecto era agosto y no sabíamos muy bien cómo hacerlo, quiero dar las gracias a todos los que se han implicado en él empezando por las diferentes áreas del Ayuntamiento que han tomado parte, Hacienda, Cultura, Intervención, ha sido muy importante y de agradecer.

S.A.: Es verdad, no pasa muchas veces que diferentes áreas del Ayuntamiento se impliquen tanto en un proyecto. Y luego está el desconocimiento, cuando nos encargaron esto no nos imaginábamos el trabajo informático tan importante que iba a suponer. Es una tranquilidad contar con Animsa, sabes que lo van a hacer bien porque es conocedor de todo lo que va a hacer falta en el Ayuntamiento. Te fías y sabes que te van a dar una solución solvente. Han sabido recoger nuestras necesidades y además aportar soluciones nuevas y, sabemos, que se han implicado al 100% profesional y personalmente. Teníamos muy poco tiempo y ha habido gente de su equipo que ha tenido que reorganizar sus vacaciones. El esfuerzo ha sido profesional y personal y es muy de agradecer.